Evitar la renovación automática de la suscripción a Outlook.com

Un tema recurrente entre los que pagan por su cuenta Outlook de Microsoft es como evitar la renovación automática de la suscripción a Outlook.com.

La versión paga de Outlook.com nos brinda una serie de ventajas que muchas personas optan por adquirir. Sin embargo, a la hora completarse el periodo abonado reciben una renovación automática con el consecuente débito en su tarjeta de crédito.

Este inconveniente no se presenta en todas las cuentas que hayan adquirido el producto. Aún así, resulta una buena práctica revisar el estado y configuración de nuestra suscripción.

Cómo evitar la renovación automática de la suscripción a Outlook.com

Evitar la renovación automática de la suscripción a Outlook.com

Para evitar la renovación automática de la suscripción a Outlook.com debemos ingresar en “https://commerce.microsoft.com/PaymentHub/”. Es posible que para poder acceder el sistema requiera que proporcionemos nuestro usuario y contraseña nuevamente.

Cuando hayamos ingresado finalmente podemos navegar a través de las diferentes opciones de menú para conocer las transacciones, suscripciones, perfil y opciones de pago. Para evitar la renovación automática de la suscripción a Outlook.com ingresamos en “Suscripciones”, en su interior podremos cancelar cualquier tipo de plan que se encuentre activo en este momento.

Este apartado nos permite incluso conocer cualquier tipo de suscripción que hayamos tenido en el pasado y que actualmente se encuentre cancelada. En todos los casos existe información detallada sobre el servicio y la fecha en la que fue finalizado.

Acerca de evitar la renovación automática de la suscripción a Outlook.com

Una vez que hayamos cancelado la suscripción esta ya no se renovará de manera automática. En caso de desear volver a contratar el servicio lo podemos hacer sin ningún inconveniente.

Según lo que hemos descrito hasta aquí podemos ver que evitar la renovación automática de la suscripción a Outlook.com es posible y debe ser realizada de manera manual por nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.