No llegan los correos electrónicos

Muchos usuarios indican que no llegan los correos electrónicos. Ya sea que han sido enviados desde su cuenta, o que ellos eran quienes esperaban recibirlo. En realidad se trata de un inconveniente común, aunque no tanto si tenemos en cuenta el volumen de correos electrónicos que se envían diariamente.

No llegan los correos electrónicos

A continuación vamos hablar un poco más acerca de los correos electrónicos perdidos durante el envío o la recepción. En todos los casos intentaremos evitar hablar sobre el error humano, una cuestión que siempre puede estar presente a la hora de comunicarnos.

No llegan los correos electrónicos, posibles causas

Las posibles causas por las cuales no llegan los correos electrónicos, o más bien las principales causas suelen deberse a que el sistema ha considerado como spam un mensaje que no lo es. Para esto podemos dirigirnos a la carpeta de correo no deseado que podemos encontrar en la barra lateral izquierda de nuestra casilla. Allí se depositan todos los mensajes que el sistema considera como spam. En caso de encontrarlo siempre podremos indicar que “Es correo deseado” pulsando la opción en la barra superior de Outlook.com.

También resultará de utilidad verificar que no hayamos bloqueado erróneamente a un contacto y, por lo tanto, los mensajes no lleguen jamás a nuestra casilla de correo. Esto lo podremos verificar desplegando el menú con forma de rueda dentada y pulsando el ítem “Opciones”. A continuación ingresamos en “Remitentes seguros y bloqueados”. Allí encontraremos todas aquellas casillas de correo que han sido bloqueadas por nosotros mismos en algún momento, teniendo la posibilidad de desbloquearlas.

¿ Cómo proceder si no llegan los correos electrónicos ?

Cuando no llegan los correos electrónicos debemos consultar con nuestro remitente sobre el correcto envío del mismo. Además, será el momento de realizar la verificación indicada anteriormente, de esta forma lograremos evitar los problemas en la mayoría de los casos. También podremos solicitar el reenvío del mensaje y controlar si esta vez llega correctamente.

Otra opción, que generalmente resulta de utilidad es utilizar una casilla de correo diferente. Esto se aplica tanto al receptor del mensaje como al remitente del mismo. Así evitaremos cualquier tipo de problema de incompatibilidad del sistema o error humano que se esté realizando.

De esta forma podremos solucionar, en la mayoría de los casos, el problema de que no llegan los correos electrónicos a nuestra casilla o a la de un tercero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.